Cremas solares, ¿Un producto tóxico para nuestros océanos?

Cremas solares, ¿Un producto tóxico para nuestros océanos?

Se acerca el verano, el buen tiempo y el calor (muchas veces asfixiante particularmente en nuestra península Ibérica) buscamos cualquier excusa para hacernos una escapada a nuestras playas, nuestros ríos y pantanos, o cualquier sitio donde podamos darnos un refrescón para aliviar el insoportable calor.

Igualmente, debemos SIEMPRE utilizar protector solar para no quemarnos nuestra piel; aunque como siempre repetimos, y ya sé que somos muy pesados pero os lo recordamos:

<<No se conseja tomar el sol en las horas centrales del día, entre la 1 de la tarde y hasta las 16:30 de la tarde>>

Perfectamente ya sabemos, que muchos problemas que arrastraremos en el futuro con nuestra piel, procede de la exposición al sol; muchos de ellos tienen que ver con manchas en la piel, envejecimiento de la piel de forma prematura, o el aumento del número de lunares en nuestra piel. Aunque estos problemas no son peligrosos, hay otros problemas en la piel derivados de una exposición solar que si pueden ser serios, y por supuesto nos referimos al temido cáncer de piel, el cual tiene como principal factor de riesgo para desarrollarlo, los llamados rayos ultravioleta procedentes de la luz solar y que son acumulados durante años, y que son los causantes de producir mutaciones en el ADN de nuestras células, dando como resultado dicha enfermedad.

Por eso este verano, NO OLVIDES USAR TU PROTECCIÓN SOLAR, tanto si vas a tomar el sol, como si vas a darte un paseo, ya que debemos usar dicho protector en nuestra cara, pues la exposición a la radiación solar suele ser más habitual en nuestro rostro, sin que seamos conscientes de ello.

Pues bien, ya somos conscientes de que debemos utilizar una crema con protector solar, pero… ¿cuál elegimos? Habitualmente somos muy dados a ir al hipermercado habitual, o farmacia habitual para adquirir dichos productos, y creemos que debemos siempre elegir el protector que mayor “Sun Protection Factor” o SPF tenga <<que así no nos quemamos>> ¿es verdad, eh? Y sí, culturalmente lo tenemos sintetizado.

Pues bien, tenemos que saber que el SPF se refiere al tiempo en minutos que podemos estar expuestos al sol asegurándonos que nuestra piel no se va a quemar. Ejemplo: un SPF 30 significa que una vez aplicada la crema, tenemos de 275 a 300 minutos* (unas 5 horas) asegurados en el que nuestra piel expuesta al sol, no se va a quemar, y trascurrido dicho tiempo, la crema empieza a perder eficacia, y por tanto ¡Puedes quemarte! Por ello hay que recordar, que periódicamente, y en función del SPF, tienes que aplicar una nueva capa de crema protectora, para asegurarte una toma de sol segura para tu piel.

*los minutos exactos no se pueden extrapolar a todo el mundo, dependerá del tipo de piel, es un promedio.

A la hora de elegir una crema protectora ¿Cuál elegir?

En el mercado tenemos muchas cremas de protección solar, y de varias texturas, siendo esta última clasificación, la que decanta al consumidor. Lo cierto es que muchas veces no vemos otras cosas más importantes, y desapercibidas para la mayoría, el INCI o ingredientes. Al igual que ocurre en la cosmética, podemos encontrar dos clases de protectores solares, los convencionales, y los naturales.

Los bloqueadores solares convencionales cuentan con una composición de ingredientes, en general, y como los más comunes, son el óxido de zinc, dióxido de titanio, avobenzona, ecamsule, octinoxate y oxibenzona. Además cuentan con diversos conservantes, estabilizadores, perfumes, etc… y por supuesto, eso se traduce en las famosas E-XXX repetidas unas mil veces. Vale es exagerado, pero ya sabes que la cosmética convencional está plagada de mil y un ingredientes que no son naturales, y cuentan con muchísimos ingredientes químicos.

En cambio, en los protectores solares naturales, podemos encontrar en su INCI varios aceites vegetales y minerales, unidos a unos conservantes y aceites esenciales que están pensados para crear una capa protectora y hacer rebotar la radiación solar, pero con ingredientes nada nocivos para nuestra piel, pues recuerda que es el órgano más grande que todos tenemos.

Los bloqueadores solares naturales y ecológicos, contienen ingredientes procedentes del cultivo ecológico, de esta manera nos aseguramos que los principales activos están libres de cualquier producto químico, pesticidas u otros métodos de cultivo convencional, que luego pueden ser transmitido a nuestro organismo.

¿Por qué elegir protectores solares naturales y ecológicos?

De todos es sabido que nuestro medio ambiente anda contaminado. Más aún cuando nos referimos al agua, donde acaba la mayoría de los residuos que desperdiciamos… y que como ya hablamos el día internacional de la tierra en nuestras redes sociales, sabemos hoy que el Mar Mediterráneo ¡es el mar más contaminado del mundo! Algo que debemos empezar a cambiar entre todos, además de las Instituciones Públicas de todos los Países Mediterráneos, nosotros mismos debemos empezar a cambiar esta tendencia. ¿Cómo? Pues por ejemplo, cuando vamos a la playa, no contaminando más nuestros mares, para ello, utiliza protectores solares que no contengan ingredientes perjudiciales para la fauna y flora acuática.

Según los estudios realizados, hay unas 14.000 toneladas de protección solar en los océanos de todo el mundo, y que son de los más agresivos contra la vida de los arrecifes de coral, los cuales llevan décadas en estado de disminución y muerte a causa de la contaminación y el cambio climático. Pues bien, la muerte de dichos arrecifes, tienen una consecuencia feroz para nuestro Medio Ambiente y nuestro ecosistema, el mar deja de producir Oxigeno y eso es algo totalmente destructivo para toda la biodiversidad del planeta, incluida la especie humana, que necesita oxígeno para sobrevivir.

El estudio antes mencionado, y realizado por la Universidad de Florida (EEUU) revela que los causantes de la contaminación acuática de nuestros océanos procede de dos ingredientes principalmente: oxibenzona y el octinoxate. Ambos son incluidos en las formulaciones de los protectores solares más vendidos en todo el mundo, y empiezan a ser estudiados para conocer cuáles son sus consecuencias en todo el ecosistema marino, pero también para nuestra salud.

Un dato de una las playas más visitas por turistas: un estudio del Laboratorio Haereticus calculó que en una playa como Hanauma Bay (Hawái, EEUU) con una media de 2,600 visitantes diarios, se vertían 190 kilos de bloqueador solar al mar. Sin contar toda la demás loción que llega a través de los sistemas de canalización y desagüe.

Aunque la mayoría de esa loción es inocua, si podemos hablar de productos muy lesivos, y que pueden producir grandes daños. En función de un estudio publicado por Archives of Environmental Contamination and Toxicology en 2015, la oxibenzosa mata a los corales de tres formas distintas: alterando su ADN, haciéndola más susceptibles a otros productos químicos y actuando como “disruptor endocrino” que impide su desarrollo.

Y, para ello, para producir esos daños en la flora y en la fauna, solo hace falta 62 partes de oxibenzona por cada billón, o lo que es lo mismo, una gota de agua en seis piscinas olímpicas. No es raro que en las costas del pacífico esto se viva como un drama ecológico, económico y social. Por ello, el Estado de Hawái será el primer estado Norteamericano y del mundo en prohibir la venta y distribución de protectores solares que contengan ambos ingredientes en su formulación, eso se traduce en: ¡más de la mitad de los productos solares del mercado!

El problema va mucho más allá de las costas paradisiacas del estado estadounidense: también hay arrecifes de coral en España concretamente en Canarias, el banco de Galicia, el canal de Menorca, las costas del Parque Nacional de Doñana y el Mar de Alborán, un dato que muchísima gente desconoce.

¿Cuál es la alternativa?

Ya sabemos que la mayoría de los protectores solares del mercado son perjudiciales para el medio ambiente acuático, y más concretamente para los arrecifes de coral, para ello, este verano cuando vayas a aplicarte protección solar, utiliza protectores solares que sean seguros para ti y para nuestros océanos, mares, ríos, embalses, piscinas y en definitiva para cualquier medio acuático. Nosotros te proponemos los bloqueadores solares de Amazonia de Amapola BioCosmetics, ya que son eficaces frente a la radiación solar y no tienen ninguno de los ingredientes antes mencionados como peligrosos para la biodiversidad marina, además de contener solo ingredientes naturales y de cultivo ecológico.

Pasa a la acción con TuPielBio, adquiere productos que cuiden tu piel y el Medio Ambiente.

Pásate al verde, sé natural.

Publicado en 06/05/2018 por Javier Galdón Blog de Noticias 0 360

Dejar un comentarioDeje una respuesta

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Ant.
Sig.

No hay productos

Es determinado Envío
0,00 € Total

Finalizar compra

//-->